Sobre el Programa de Excelencia de los Trastornos de Conducta Alimentaria

El Programa de Excelencia de la Universidad de Carolina de Norte (UNC) de los Trastornos de Conducta Alimentaria (TCA) ofrece tratamientos basados en la evidencia para los TCA. Nuestro enfoque es mayormente cognitivo-conductual en el cual se exploran las cogniciones o pensamientos no saludables que contribuyen y mantienen las conductas asociadas a los TCA. También, esperamos poder ayudar a los pacientes a reemplazar estos pensamientos disfuncionales por otras alternativas más saludables. La familia está activamente involucrada en todas las distintas fases del tratamiento y la recuperación del TCA.

Nuestro programa de hospitalización y de hospitalización parcial provee seguimiento médico, manejo de medicamentos, psicoterapia individual y grupal, terapia familiar, consejería nutricional de forma individual y grupal, y terapia recreativa y ocupacional. Además de terapia cognitiva-conductual y de la terapia familiar, el programa terapéutico también incluye terapia conductual dialéctica, trabajo con la imagen corporal, adiestramiento para el ejercicio balanceado, destrezas de manejo de relajación y estrés, asertividad y comunicación, cocina, grupos para cocinar y comprar comida, y salidas regulares a la comunidad. También proveemos grupos espirituales y una escuela interna, la cual es parte del distrito escolar de Chapel Hill-Carrboro.

Los objetivos básicos del programa son:


• Alcanzar y mantener un peso saludable y sostenible
• Desarrollar hábitos saludables de comer (no basados en dietas)
• Aprender a integrar actividades saludables como un estilo de vida
• Atender cualquier complicación física que hubiese surgido como consecuencia de la alimentación y de las prácticas de control del peso no saludables
• Tratar problemas adicionales como la depresión o la ansiedad
• Proveer herramientas para reemplazar los pensamientos disfuncionales por pensamientos más saludables
• Retar los pensamientos disfuncionales que mantienen los TCA
• Proveer empoderamiento a los padres y cuidadores primarios para que puedan ayudar al familiar que sufre de TCA en su recuperación a corto y largo plazo
• Proveer un acercamiento progresivo que promueva la autonomía del paciente
• Alcanzar un estilo de vida saludable y balanceado